El miedo al coronavirus propaga las estafas

A medida que el coronavirus se propaga, los delincuentes utilizan el miedo y la confusión de los ciudadanos para hacer negocio.

Uno de los fraudes más comunes está siendo la falsificación de artículos médicos.

Pero esta no es la única estafa, así lo ha advertido Jürgen Stock, Secretario General de la Interpol, en declaraciones a este medio.

Los delincuentes también se aprovechan de la alta demanda en el mercado de productos de protección sanitaria para estafar a los que buscan desesperadamente estos artículos. De entre todos, las mascarillas falsificadas han sido el artículo más vendido en internet.

Los servicios policiales también se encuentran saturados.

La Unidad de Delincuencia Financiera del organismo está ayudando a los países miembros a interceptar el dinero de las víctimas de este tipo de delitos.

Además, la policía judicial europea ha remitido un documento de 22 páginas con sus directrices de actuación frente al coronavirus.