El modelo colaborativo entre el Ayuntamiento de Carballo y el vecindario se extiende a las parroquias de Rus y Sísamo


En Sísamo se adquirió una parcela de 1.481 metros cuadrados en las cercanías del conjunto parroquial que se destinará, principalmente, a aparcamiento, pero que también tendrá otros usos comunitarios. La finca fue adquirida mediante concurso público a un precio de 27,01 Euros metro cuadrado, por lo que la inversión consiguió los 40.000 euros, financiados a partes iguales entre el Ayuntamiento de Carballo y el vecindario. El nuevo espacio público está en proceso de acondicionamiento, como comprobaron el alcalde, Evencio Ferrero, y los concejales Luis Lamas y Belén Lendoiro en una visita.

El mismo sistema de adquisición se utilizó en la parroquia de Rus para conseguir un aparcamiento al lado del complejo parroquial de San Xosé de Alborín. La iglesia abrió al culto el 19 de marzo de 1995, y la iniciativa de su construcción también fue vecinal. Ahora los habitantes del entorno volvieron a implicarse para solucionar el problema de estacionamiento, pero la finca es tan grande (10.382 metros cuadrados) que permite además disfrutar de una zona arbolada que incrementa las posibilidades de aprovechamiento del espacio. De hecho, el vecindario ya tiene varias ideas en mente.

Finca de Alborín.