El Obradoiro cae en Mirivilla con una pésima defensa


A la cuarta, cayó el Obradoiro. Perdió su hasta ahora imbatibilidad en Mirivilla, ante Bilbao basket por 99-81, tras un partido desastroso a nivel defensivo. Así lo resumía Moncho Fernández este pasado sábado tras finalizar el encuentro: “el gran problema sin ningún tipo de duda, ha sido nuestra defensa”, puntualizando en su análisis de la retaguardia: “primeramente fue desastrosa desde un punto de vista táctico. No he sido capaz de darle al equipo las herramientas necesarias para solucionar las ventajas que el Bilbao nos ha generado…” Señalando también el rebote como un aspecto clave. Y es que los locales capturaron 36 por 19 los compostelanos. De estos, muchos ofensivos, dando segundas y hasta terceras oportunidades a los hombres de negro.

Comenzaba el partido con la lesión de Mike Daum poco antes del minuto 2, con un probable esguince en el tobillo izquierdo. Mal augurio pues el de Nebraska había anotado 2 puntos, capturado un rebote y robado un balón en su escasísimo tiempo en pista.

Pese a todo, Obradoiro comenzaba el primer cuarto con la inercia que le daba el solo conocer la victoria hasta la fecha, y bajo la batuta de Pozas (6 puntos, 8 asistencias y 10 de valoración), quien daba fluidez al ataque visitante, ayudado por los triples de Czerapowicz y un buen arranque de Enoch, ponían el 12-18 en el luminoso en el minuto 7. Para acabar el cuarto con un esperanzador 19-22 para los de Santiago.

Resultó ser un espejismo. El segundo cuarto fue un monólogo para los de Álex Mumbrú. Comenzaba el Obra su peor cuarto en lo que llevamos de liga con tres segundos en zona, una personal en ataque de Enoch, fallos en tiros cómodos de Cohen y una pérdida de balón de Oliver. Concatenación de errores y desaciertos a los que se le añadía el acierto ofensivo de Bilbao basket.

Anotaban 5 triples de 7, liberándose así de los problemas que tienen los vascos cuando fallan el lanzamiento exterior. Balvin (13 puntos, 7 rebotes y 23 de valoración) se consolidaba como un gigante en la pintura. Rouselle (16 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias, 18 de valoración) y, sobre todo, mvp Hakanson (12 puntos, 4 rebotes y 10 asistencias, para firmar 24 de valoración) ponían las cosas muy difíciles al cuadro gallego. 28-12 en el cuarto señalaban el camino a vestuarios con una desventaja de 14 puntos, 47-34 para los de negro.

Lo intentó Obradoiro en el segundo tiempo, anotaba Robertson (17 puntos, 5/7 en triples, 2 rebotes y 10 de valoración) de tres, importantes canastas. Pero era también capaz de fallar 3 tiros libres seguidos tras falta en un lanzamiento triple a poco de empezar el tercer cuarto. Enrabietado, era quién de anotar otro triple en la jugada siguiente. Y es que Obradoiro falló 8 tiros libres, 15/23, demasiados para ganar a este nivel.

 Birutis ayer no estuvo fino, y era Czerapowicz con un 3+1 y Enoch anotando a continuación quienes ajustaban el encuentro, 60-54 en el minuto 28, 6 de diferencia y un mundo por jugar. Concluía el cuarto con 22-26 para Obradoiro en el parcial, y victoria vasca 69-60 en el minuto 30.

Nueve puntos arriba Bilbao y nuevo desastre defensivo visitante en el último cuarto. Rebotes ofensivos locales, cortes y penetraciones con acierto. Los bases locales siempre acertaban en la toma de decisiones, encontraban soluciones y los de Álex Mumbrú anotaban con fluidez.30-21 de parcial y fin del partido, 99-81.

Primera derrota de la temporada y muchos aspectos por mejorar para los de Santiago. Ajustar la defensa, aumentar la intensidad, cerrar el rebote, anotar tiros libres y controlar pérdidas de balón son las asignaturas a repasar, y mucho.

Pese a todo, el aspecto ofensivo no estuvo mal, y así lo señalaba el coach de Pontepedriña. El problema es que tuvo enfrente a un equipo que fue capaz, no solo de anotar 1,28 puntos por tiro de campo, 1,46 por posesión, sino también de capturar el 74,19 % de rebotes defensivos y 57,14% de los ofensivos.

No habrá festejo el lunes, en el día de su 50 cumpleaños con el mejor arranque ACB, pero si con un excelente arranque y la ilusión intacta. 3 de 4 son números sensacionales y hay que seguir peleando.

Próximo partido, el poderosísimo Real Madrid, campeón de todo y un súper equipo. Será el domingo 11 de octubre, a las 12.30 h, en la capital de España. Difícil papeleta para Obradoiro pero, hay que jugar y todo puede pasar.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO