El Parlamento demanda a Uruguay que garantice la atención sanitaria a los socios de la Casa de Galicia


El Parlamento de Galicia aprobó por unanimidad, luego de una transacción entre el Grupo Popular y el BNG, a través de la que se solicita a las autoridades competentes de Uruguay que se tomen todas las medidas necesarias para garantizar la protección sanitaria de los socios de Casa de Galicia, así como todas aquellas que, ajustadas a derecho, garanticen la protección y la integridad del patrimonio cultural, artístico e histórico de esta entidad para que permanezcan en el ámbito de la galleguidad en el propio país, ayudando a los socios en su adquisición, o haciendo directamente la Administración, en el caso de no ser posible otra solución. Además, se demanda que tanto el Estado como la Xunta continúen con las medidas que correspondan dentro de sus competencias para asegurar la protección socio-sanitaria de los emigrantes gallegos.

La diputada del Grupo Popular Raquel Arias manifestó que, ante la situación que está viviendo la Casa de Galicia en Montevideo, “nuestra preocupación es doble: por un lado, la protección sanitaria de sus socios, de manera particular de los gallegos; y, por otro, de la protección de su patrimonio y la garantía de su continuidad”.

Sin embargo, recordó que, por consecuencia de la cualificación jurídica de la Casa de Galicia en Montevideo, “solo el Gobierno y el resto de poder establecidos por la Constitución y las normas del Estado de Uruguay son competentes para el control, desde cualquier punto de vista, de esta institución”. “Eso no quita que desde la Xunta se siga muy de cerca y de forma continua la situación de la Casa de Galicia, al igual que se hace con el resto de entidades en diferentes países del mundo”, subrayó.