El paro en el transporte pone en jaque a la cadena de distribución alimentaria


En los supermercados ya comienzan a escasear varios productos como el aceite de girasol y la leche, pero si el paro del transporte se alarga, pueden faltar también pollos, huevos y otros productos de primera necesidad. En el caso del pescado también se está notando el problema, hay menos variedad y hay puntos de venta como la plaza de A Coruña que tienen los puestos prácticamente desabastecidos. Empresas como la multinacional carballesa Grupo Calvo informó que a partir de este lunes 21, si la huelga continúa, tendrá que cesar su actividad de manera temporal, por lo que se verán afectados más de 600 trabajadores. En la restauración preocupa que el paro continúe porque temen no poder atender las encargas ya cerradas. La Federación de Industrias Alimentarias recomienda tranquilidad y confianza a los consumidores, dicen que los proveedores van a responder, pero le piden al Gobierno que actúe.