El presidente de Colombia cede y retira su reforma tributaria tras cuatro días de protestas


Iván Duque da marcha atrás. El presidente colombiano ha retirado su polémica reforma tributaria después de cuatro días de multitudinarias protestas y enfrentamientos violentos, que han dejado un reguero de muertos y heridos.

«Le solicito al Congreso de la República la retirada del proyecto radicado por el ministerio de Hacienda y que trasmita de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar incertidumbre financiera», proclamó el presidente.

Duque quería que este fuera su proyecto estrella. Con él pretendía tapar el agujero en las arcas del Estado debido a la pandemia. Sin embargo, la perspectiva de una subida de impuestos que golpeara a los más humildes y a las clases medias, los que más están sufriendo los efectos de la crisis económica, lanzó a decenas de miles de colombianos a la calle.

A la par de la movilización ciudadana, llegaron los saqueos y destrozos, y también los enfrentamientos, que han dejado al menos seis muertos, según organizaciones de derechos humanos, así numerosas acusaciones de abusos contra las fuerzas de seguridad.