Enero fue muy frío y húmedo, según los expertos


La Comunidad gallega vivió un mes de enero muy frío y húmedo, debido al paso de sucesivas borrascas, cinco de las cuales fueron nombradas. Así se desprende del avance del último informe climatológico de Meteogalicia, que concluye que el primer mes de 2021 quedó caracterizado por dos partes muy diferentes: las primeras semanas fueron muy frías, pero en general secas; mientras que en la segunda quincena se registró la continua llegada de borrascas, que provocaron lluvias generalizadas, con vientos del sudoeste que ocasionaron un notable ascenso de las temperaturas.

Debido a la presencia de una masa de aire muy fría, las bajas temperaturas alcanzadas en la primera quincena, marcaron el mes. El valor medio de las temperaturas máximas fue de 9.4 ºC, alcanzánose los valores más altos en el interior de la península del Morrazo, con valores próximos a los 14 ºC. Las máximas más bajas se dieron en la alta montaña ourensana, principalmente en Pena Trevinca, donde se alcanzaron los 0.4 ºC.

En relación con la temperatura media de las mínimas, el valor medio se situó en los 2.7 ºC, siendo el macizo de Manzaneda y la comarca de A Limia, con temperaturas medias inferiores a los -3 ºC, donde se registraron los valores más bajos. Por el contrario, los valores más altos se dieron de forma generalizada en el litoral de la Comunidad, con valores próximos a los 8 ºC.

Así, la anomalía de la temperatura media para este mes de enero fue de -0.80 ºC, lo que hace que el mes pueda considerarse en el conjunto de Galicia como muy frío. Esto se debió principalmente a las temperaturas máximas, que fueron muy frías (-1.30 ºC), mientras que las mínimas fueron frías (-0.40 ºC). La anomalía de este año se igualó a la del 2019, ambas con el precedente más frío en 2006.