Familiares que se encontraban en el tanatorio de A Ponte do Porto niegan haber sido desalojados por la Guardia Civil

Imagen de un rosario_PIXABAY

  • Algunos miembros de la fallecida se muestran indignados con todos los rumores que se fueron extendiendo por las redes sociales sobre la víctima y demás familiares

Este jueves varios medios de comunicación se hacían eco de una noticia sobre el desalojo de varias personas que, durante la tarde de este miércoles, se encontraban en el Tanatorio de San Pedro en A Ponte do Porto (Camariñas) velando a un familiar.

Según fuentes directas de la familia, que además se encontraban en el local, en ningún momento se produjo ningún desalojo por las fuerzas de seguridad, sino que simplemente les comunicaron a todos los presentes que debían permanecer en el tanatorio hasta poner en marcha el protocolo idóneo, puesto que una de las personas que se acercó al hogar fúnebre estaba en cuarentena.

NHDIARIO tuvo la oportunidad de hablar con una familiar y testigo que señaló que sobre las 19:00 h. de este pasado miércoles, agentes de la Guardia Civil se posicionaron en el centro donde se estaba velando a una mujer de 88 años que falleció por causas naturales en Santa Comba. El problema es que esta persona residía con su hija, entre otros, que se encontraba en cuarentena por si pudiera tener el COVID-19.

Esta persona se dirigió sola en su propio vehículo hasta A Ponte do Porto y entró en el tanatorio aunque, según varios testigos, no mantuvo ningún tipo de contacto con nadie e inmediatamente se dirigió de vuelta a su residencia habitual en Santa Comba.

Dejando a un lado si la actuación de esta persona fue o no correcta, desde la familia se muestran indignados con los rumores y mentiras que se fueron propagando a través de las redes sociales o demás aplicaciones. Comentarios que se dieron por válidos y que incluso fueron transmitidos por la alcaldesa de Camariñas, Sandra Ínsua, en una entrevista en la CRTVG, en la que señalaba que la víctima mortal había fallecido de un cáncer y que la hija de la misma estaba en cuarentena por dar positivo por COVID-19.

Ninguno de estos datos, según fuentes familiares, es correcto; y comunican que actualmente todas las personas que se encontraban en el tanatorio están en cuarentena y por ahora a la hija de la fallecida aún no se le ha realizado la prueba.

Efectivamente, el Tanatorio de San Pedro tuvo que ser desinfectado para poder trabajar con la mayor normalidad posible.

Este caso vuelve a poner sobre la mesa la necesidad de dejar de creer todo lo que uno ve o escucha, sobre todo en las redes sociales, pues cuatro palabras pueden crear una alarma social e incluso generar odio sin ningún tipo de causa.