Feijóo evita dar explicaciones sobre los negocios de Pemex en Galicia

Lozoya y Feijóo en la sede de Pemex.

La detención en España del exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, golpeó especialmente a Galicia, Lozoya apadrinó en 2013 la ruinosa compra del astillero gallego Barreras, la adquisición la negoció personalmente con el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, del Partido Popular, con quien se reunió antes y después de la operación.

En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta de este jueves Feijóo fue preguntado por las investigaciones sobre Pemex por hasta cuatro medios de comunicación distintos, a los que Feijóo respondió considerando el caso “una cuestión más de la campaña electoral”. El presidente volvió a negar que el ex-director de Pemex Emilio Lozoya, detenido hace una semana en Málaga, participara en los acuerdos con la Xunta, que atribuyó a su antecesor, y mismo que esté siendo investigado por los negocios de la petrolera en Galicia. Según Feijóo, Lozoya está “llamado a la justicia por una cuestión de Brasil”.

Pero esa “cuestión”, el caso Odebrecht, la mayor trama de corrupción del continente americano, es solo una de las investigaciones que Lozoya tiene abiertas en México. También está en cuestión la compra de Barreras por parte de Pemex ya bajo su mandato, cuando la Xunta presentó la operación como fruto de sus propias gestiones. Ese hecho le fue recordado este jueves a Feijóo, que lo obvió.