Fórmula 1 | Romain Grosjean volvió a nacer este domingo


El piloto francés de Haas, de 34 años, sufrió uno de los accidentes más peligrosos que se han visto en la Fórmula 1 en los últimos años. En otra época, no muy lejana, cualquier piloto que hubiera protagonizado un incidente así, no lo hubiera podido contar. Pero la enorme seguridad de los coches de F1 de hoy día y de todo el equipamiento que llevan los pilotos es espectacular y fue clave para salvarle la vida a Grosjean en Bahrein después de sufrir un accidente en el que su coche se partió en dos, explotó y ardió en cuestión de segundos. Chocó en la primera vuelta de forma frontal y muy fuerte con las protecciones del inicio de la recta tras la curva 3 del Circuito de Sakhir. Por suerte, tras unos interminables segundos de incertidumbre, la realización de la FIA mostró al piloto de Haas siendo atendido en el coche médico, visiblemente aturdido. Romain Grosjean había logrado salir del coche de forma rápida y se encontraba bien, aunque algo mareado.