Greenalia avanza en la tramitación de tres nuevos parques eólicos en Dumbría y Vimianzo

Foto.- Cedida.

  • La compañía, con sede en A Coruña, ha desembarcado en el puerto de Ferrol las 9 palas, de 68 metros de longitud, de los 3 aerogeneradores que instalará en el Monte Tourado en Vimianzo.

La empresa Greenalia mantiene la actividad en todas las áreas de negocio, con el objetivo de poder avanzar en la implantación de nuevos proyectos en la comunidad y que, a su vez,
permitan dinamizar la economía en un momento de excepcional complejidad como el que vivimos marcado por la crisis del COVID-19.

En línea con el Pacto Verde, alcanzado por varios países de la UE, en el que se subraya la
necesidad de que el crecimiento económico de la Unión Europea tenga criterios más verdes y sostenibles, más especialmente tras el COVID-19, desde Greenalia consideran esencial mantener los proyectos en marcha e incluso potenciarlos en la medida que las tramitaciones administrativas lo permitan. Así, se ayudará a dinamizar el tejido económico y laboral de nuestra comunidad y a impulsar las energías renovables, que se configuran como uno de los pilares esenciales de esa hoja de hoja de ruta europea.

Por ello, desde la empresa están poniendo especial atención en el avance de los proyectos que pueden ponerse en marcha en los próximos meses, entre los que se encuentran tres en la Costa da Morte que contarán con una potencia instalada de 28,1 MW. Se trata de Alto da Croa (7,3 MW) y Alto da Croa II (10,4MW), en Dumbría, y Monte Tourado (10,4 MW), en Vimianzo. Todos ellos en avanzado estado de tramitación, con la previsión de que puedan estar finalizados en el último trimestre de 2020.

De hecho, para este último parque, han llegado al puerto de Ferrol las 9 palas, de 68 metros de longitud, de los 3 aerogeneradores con los que contará este parque de 10,4 MW. En cuanto se obtengan las autorizaciones administrativas pertinentes ya solicitadas por Greenalia, se comenzará con su traslado para la inmediata construcción de la instalación eólica.

Según indican desde la empresa, estos proyectos forman parte de la primera fase del proyecto Eolo de la compañía, que una vez finalizado contará con 74,2 MW en funcionamiento en 5 parques eólicos (4 en la provincia de A Coruña y uno en Lugo), lo que supondrá un gran impacto económico y laboral positivo en las zonas de implantación, más destacado si cabe ejecutándose en plena crisis generada por la pandemia del COVID-19.