Inaugurada la 36 edición de la Mostra da Olería de Buño


  • Buño será durante cuatro días el escaparate de nuestra artesanía.

Alfredo Cañizo, concejal de Turismo; Leticia Naya, concejal de la Olería; Pilar López-Rioboo, subdelegada del Gobierno; Sol Vázquez, directora xeral de Comercio y Consumo; Xosé Regueira, presidente en funciones de la Diputación de A Coruña, y Walter Pardo, alcalde de Malpica, coincidieron en lanzar un mensaje de apoyo a la Olería ante esos nuevos retos y de compromiso de las administraciones a las que representan para garantizar el futuro del principal pueblo oleiro del noroeste peninsular, como recalcó el alcalde.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña agradeció a los oleiros y a las oleiras de Buño “su defensa del patrimonio cultural gallego”, un patrimonio que, en palabras de Xosé Regueira, debe estar presente en las casas, en los restaurantes o en los bolsillos de los niños, “en todos los escenarios en los que nos movemos”. El vicepresidente de la Diputación, que ejercía como presidente en funciones, apeló a la necesidad de apostar por la olería “como sector económico de futuro” y destacó el apoyo de la Diputación, que se materializa, por ejemplo, en el convenio para el mantenimiento del Ecomuseo del Forno do Forte o en los 80.000 euros que acerca para la Mostra da Olería.

El alcalde malpicano Walter Pardo destacó que, a pesar de mantener “el liderazgo dentro de las villas oleiras”, el futuro del Buño oleiro “está amenazado por la falta de relieve generacional”, por lo que urge actuar en varios frentes: en primer lugar, “garantizando la preservación del legado de conocimientos centenarios de la comunidad oleira”; en segundo lugar, “fomentando la formación de nuevos oleiros y oleiras”, y, por último, “potenciando canales idóneos de comercialización”.

Después de las intervenciones, que tuvieron lugar en la carpa del parque dedicado a Luciano García Alén, representado un año más por su viuda y su hija, las autoridades hicieron un recorrido por los puestos de venta, situados por segundo año en la calle Santa Catalina.