La CIG-Saúde denuncia recortes en el centro de salud de A Laracha y en el consultorio de Caión

PAC da Laracha.

El portavoz de la zona de la CIG-Saúde, Xoán Manoel Sande Muñíz, afirma que se están viviendo situaciones límite en los centros de salud durante los veranos ante la falta de cobertura de las vacaciones del personal.

“Este año, a pesar de la situación que vivimos y la necesidad de reforzar la Atención Primaria para que se pueda hacer un seguimiento de la situación de la pandemia en cada localidad, no solo no se reforzó nada sino que los recortes de personal aumentaron. En el caso del C.S. de A Laracha hay trabajando 4 de 6 médicas de familia, y eso que esta semana recuperan a la sustituta que tenían y que la Gerencia había obligado a desplazarse la otro centro a cubrir ausencias de personal”.

Por otra parte, con respeto al Consultorio de Caión, “la Gerencia deja al mismo sin enfermera durante todo el mes de las vacaciones de la titular, obligando a personas mayores de Caión a desplazarse a Laracha para hacer analíticas y controles de Sintrom (teniendo en cuenta el deficiente o casi inexistente transporte público entre Caión y A Laracha), con el agravante además del incremento poblacional que tiene esta localidad en los meses de verano”.

“Esta es la situación de la Atención Primaria en plena pandemia de la COVID-19, después de una década de recortes continuos y abandono abosluto por parte de los gobiernos del Sr. Feijoó”, concluyen desde la CIG-Saúde.