La Diputación estudia el proyecto de sendas que unirá las rutas del ayuntamiento de Mazaricos


El vicepresidente de la Diputación de A Coruña, Xosé Regueira, se reunió con el alcalde de Mazaricos, Juan Blanco, y el concejal de Turismo, Jorge Sanmartín. para estudiar el proyecto de sendas que conectará las distintas rutas que atraviesan el territorio municipal e incluirá el trazado que unirá Pino do Val con la Ínsua. Además, la nueva propuesta contempla las nuevas sendas de la cascada y Monte Pindo-Ponte de Brandomil.

En una reunión que se desarrolló en la sede de la Diputación de A Coruña, el alcalde de Mazaricos, Juan Blanco, le presentó al vicepresidente, Xosé Regueira, el proyecto que completará la red de sendas y las entrelazará con las ya existentes unificando las conexiones de sus trazados. De manera especial, Juan Blanco defendió la urgencia de ejecutar el tramo que va de Pino do Val a Insua, dos kilómetros y medio de trazado que servirá también para revitalizar el núcleo de población y unirlo con el resto del ayuntamiento, un tramo, según apuntó, de especial relevancia para la mejora de la seguridad viaria.

El objetivo del proyecto es también unificar todas las rutas y enlazar el Camino de Santiago y la Vía Mariana con las distintas sendas del ayuntamiento. «El proyecto supondrá la elaboración de un Plan estratégico conjunto de sendas dentro del ayuntamiento, que incluirá el diseño y ejecución de tres nuevas sendas y la conexión de todas las existentes en el territorio en una iniciativa necesaria que significará una mejora de la seguridad viaria y también de la promoción patrimonial y turística del ayuntamiento», señaló el alcalde Juan Blanco.

En total, serán más de cien kilómetros de sendas que entrelazarán las ya existentes en el ayuntamiento con las tres nuevas propuestas que van de Pino do Val a Insúa, la de las cascadas y la de Monte Pindo-Ponte de Brandomil, que atraviesa tres ayuntamientos en una ruta de especial riqueza patrimonial, con el Camino Santiago y la Vía Mariana.

El vicepresidente y responsable del área de Turismo de la Diputación, Xosé Regueira, valoró el interés del proyecto para la dinamización turística y la promoción patrimonial del ayuntamiento y también para la comunicación de los distintos núcleos de población en el territorio municipal. Después de tomar nota de las explicaciones del alcalde y el concejal de Turismo de Mazaricos, señaló que el proyecto responde a la filosofía y al objetivo del nuevo Plan de Sendas Peatonales de la Diputación de A Coruña en el que se podría insertar su ejecución y apuntó el apoyo de la institución para el desarrollo de la propuesta.

El proyecto del ayuntamiento de Mazaricos incluye la propuesta de tres nuevas sendas, la de las cascadas, la senda peatonal Pino do Val-Insua y la senda natural/cultural Monte Pindo-Ponte Brandomil, esta última con 45 kilómetros de longitud y que discurre al lado del Río Xallas. La senda pasa por lugares de especial relevancia patrimonial artística y natural como la aldea de Arcos, el mirador de Enxilde, la devesa de Anllares, el alto de la Ruña, la aldea de Colúns, Ponte Olveira, el Mirador de Corzón, el embalse de la Cascada o el Mirador de Lago-Aro.