La EMH de Carballo ofrece 82 menús diarios la personas en situación de vulnerabilidad

Fuente: carballo.org

Mascarillas, guantes y desinfectante figuran, en esta nueva etapa, entre los utensilios diarios del alumnado de la Escuela Municipal de Hostelería (EMH), que desde hace ya tres semanas acuden por turnos a las instalaciones del Fórum Carballo para cocinar para las familias más vulnerables del ayuntamiento. Comenzaron elaborando 202 menús a la semana pero ya están haciendo 328, 82 al día de martes a viernes. El comedor solidario implica a todo el alumnado de la Escuela Municipal de Hostelería, que de forma voluntaria participa en esta experiencia. “Estamos contentos de poder ayudar, y al mismo tiempo aprendemos a cocinar para mucha gente”, explican.

Preparar tantos menús al día no solo requiere mucho trabajo en la cocina, sino también previamente, para diseñar platos de elaboración accesible para el alumnado y, sobre todo, fáciles de repartir, envasar y calentar para consumir. Esta semana, por ejemplo, hubo caldo, croquetas, fabada, pescado guisado… “Nosotros los guiamos un poquito, pero intentamos que hagan todo los alumnos”, señala el profesor de cocina José Manuel Martínez. Además, para las personas con intolerancias se prepara una dieta específica. La cocina solidaria es un proyecto dinámico y abierto a todas las familias que, por cualquier circunstancia, puedan precisar un servicio de este tipo.

Simplemente hay que ponerse en contacto con los servicios sociales municipales en el 981 704 706 para realizar la evaluación de las necesidades. El objetivo del Ayuntamiento de Carballo es llegar a todas las personas que lo precisen. “La gente está muy, muy agradecida”, asegura José Manuel Martínez. A mayores participan usuarios/as de las asociaciones Aspaber y Apem, aunque en estos casos son las entidades las que se desplazan hasta el Fórum a diario para recoger la comida y llevársela a sus domicilios.