La nueva ley de reactivación acercará mayor agilidad en la tramitación de proyectos empresariales

El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, se reunió con el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Manuel Vieites.

Así se lo transmitió el vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, a Juan Manuel Vieites, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), con quien se reunió para seguir abordando con el tejido empresarial las medidas de reactivación de la economía gallega. En este sentido, evaluaron las novedades de la Ley de simplificación administrativa y reactivación económica de Galicia que, entre otras cuestiones, otorgará a los proyectos tractores –incluidos los seleccionados para optar a los fondos europeos– una mayor agilidad en la tramitación y seguridad jurídica al ser consideradas iniciativas industriales estratégicas.

El vicepresidente económico explicó que la nueva normativa busca generar estabilidad y confianza en el tejido empresarial, con un cambio en la cultura administrativa que incide en la simplificación administrativa y en el apoyo a la inversión.

En el encuentro también se abordó la oportunidad que suponen los fondos europeos y Conde trasladó que la Xunta formará parte de la sociedad público-privada encargada de madurar los proyectos finales que se vayan a desarrollar al amparo de los fondos Next Generation.

El objetivo es que, liderada por la iniciativa privada y apoyada por el Gobierno gallego, sirva como instrumento para impulsar las propuestas que se seleccionen como candidatas a proyecto tractor, apoyando la busca de inversores y la planificación estratégica de cada iniciativa.

Conde y Vieites también analizaron la realidad industrial de Galicia y coincidieron en la necesidad de aunar esfuerzos con el objetivo de dar viabilidad a proyectos industriales en peligro como es el caso de la industria electrointensiva, Ence o Navantia. ambos abogaron por el diálogo social como la mejor herramienta para superar los retos a los que se enfrenta Galicia.