La OMS concluye que el coronavirus es de origen animal


El coronavirus es de origen animal, aunque no está muy claro de cuál. Es la conclusión a la que han llegado los expertos de la Organización Mundial de la Salud tras su investigación de un mes en China, junto a sus homólogos locales para descubrir los orígenes de la COVID-19. «El Sars-Cov-2 puede haberse originado por una transmisión zoonótica, pero aún no se han identificado los huéspedes reservorios», dijo Liang Wannian, jefe chino de la misión conjunta China-OMS. Tampoco han podido verificar que el virus no estuviera en otros lugares antes que en Wuhan, aunque sí confirman que hubo un brote importante en el mercado de esa ciudad. Ahora estudiarán si se produjo una transmisión directa de animal a humano, a través de otro intermedio, como un animal doméstico, o si llegó a los humanos a través de productos alimenticios congelados. Muchas dudas todavía por resolver tras semanas de investigación cuando ha pasado ya más de un año del brote en Wuhan que acabó expandiéndose por todo el mundo.