La oposición acusa al alcalde de Ponteceso de provocar gastos al Ayuntamiento con sus denuncias

Pleno extraordinario xuño_Concello de Ponteceso

El Ayuntamiento de Ponteceso celebró el pasado viernes un nuevo pleno extraordinario, según el PP, para autorizar la contratación de un abogado y un procurador que defienda sus intereses ante una nueva denuncia cursada por el propio alcalde, el socialista Lois García Carballido, y las concejales que lo apoyan, contra el acuerdo adoptado en pleno de eliminar las dedicaciones parciales y exclusivas que poseían hasta diciembre de año 2020.

De este modo, tal y como asegura el portavoz del Partido Popular, Daniel García Cotelo, el gobierno local “que no gobierna y solo causa problemas y gastos a los vecinos”, volverá a obligar a los habitantes de Ponteceso a asumir un gasto provocado precisamente “por los caprichos del alcalde y las personas que lo mantienen en el poder”. Para los populares, esta situación “que ya es insostenible” merece que tanto el PSOE provincial como el regional actúen y tomen medidas porque “ellos son los únicos responsables de lo que está sucediendo”.

En este sentido, García Cotelo recuerda que los socialistas obtuvieron una amplia mayoría absoluta en las últimas elecciones municipales, y que fue el alcalde quien expulsó del gobierno a cuatro de sus concejales, por lo que quedó solo apoyado por dos personas en un gobierno “que está haciendo muchísimo daño a nuestro pueblo”.

Por su parte el grupo de los no adscritos también emitió una nota en la misma línea, definiendo esta actuación como “el colmo”, además de afirmar que “el interés de los vecinos no está presente, existe el gasto para reclamar el beneficio personal y no dedicar esas partidas al Plan de empleo del que tanto presumieron. Con ese dinero que reclaman estaría en activo esa cuadrilla de personas que estuvieron 6 meses limpiando las parroquias, con esa partida podían estar todo el año. Esa es la realidad” dicen.