La red municipal de centros sociales se extenderá a todas las parroquias de Carballo

CEDIDA

  • El Ayuntamiento invierte en estos momentos casi 600.000 euros en la construcción de un nuevo edificio en Bértoa y en la reforma integral de la antigua escuela de Lema

La red municipal de centros sociales sigue extendiéndose y antes de que finalice el mandato llegará a todas las parroquias de Carballo. En estos momentos el ayuntamiento está realizando una inversión de casi 600.000 euros en dos nuevos proyectos: la construcción de un nuevo y moderno edificio en Bértoa y la reforma integral de la antigua escuela de Lema, que está ya preparada para que empiecen las obras este mismo lunes, como pudieron comprobar el alcalde, Evencio Ferrero; la concejala Milagros Lantes y el concejal Juan Seoane en una visita a ambos. Además, continúa avanzando la tramitación urbanística necesaria para dotar de un centro social también a la parroquia de Goiáns, en la que, como en el resto de los casos, este tipo de actuaciones responden a la demanda del vecindario y, sobre todo, del movimiento asociativo.

Las antiguas escuelas unitarias se reconvirtieron en locales de uso vecinal en la mayoría de las parroquias: Razo, Vilela, Artes, Entrecruces, Outón y Ramil de Rus o Aldemunde. Siempre bajo la petición de los vecinos.

En estos momentos hay, además, edificios de nueva construcción o totalmente rehabilitados en las parroquias de Oza, Cances, Ardaña, Sofán y Berdillo, además del de Imende, que presta servicio al vecindario de Noicela y Rebordelos. En Sísamo, el vecindario dispone de un edificio propio, pero muy limitado y de difícil acceso, por lo que, dada la creciente actividad asociativa, está sobre la mesa el debate sobre una posible ampliación o la construcción de un inmueble nuevo. Y algo parecido pasa en Vilela.

Proyectos en marcha

A todos ellos se sumará en los próximos meses el de Bértoa, un inmueble de nueva planta que está construyendo ya la empresa Desarrolla Obras y Servicios en una parcela de 5.882 metros cuadrados situada junto a la zona verde del parque empresarial de Bértoa. Será un edificio de 530 metros cuadrados, divididos en dos volúmenes construidos bajo una misma cubierta, que se integrarán en el entorno utilizando materiales como la piedra, la madera y el hormigón visto, que al mismo tiempo destacan por su durabilidad. En un de los volúmenes se creará un auditorio de 107,8 metros cuadrados, además de almacenes, aseo y hall. En el otro, destinado a la actividad diaria, habrá un aula de informática, un salón social, una oficina, aseos y hall. En el exterior se crearán una zona de barbacoa y un patio.

Mientras en Bértoa se trabaja en los cimientos, en Lema ya está “desmantelada” la escuela vieja para que el lunes comience su reconversión en un moderno edificio de uso social. No será nuevo, pero casi, porque solo se conservan los muros exteriores. El centro social tendrá una superficie en planta baja de 148,80 metros cuadrados útiles, en los que se acondicionarán una zona de cocina y barra, un despacho, dos aseos, un salón de 80 metros cuadrados y un almacén.

Con este tipo de actuaciones el ayuntamiento de Carballo quiere poner a disposición del vecindario y del amplio y dinámico movimiento asociativo que trabaja en las parroquias espacios de encuentro, reunión, formación y promoción cultural y deportiva.