La semana que viene arrancarán las obras de reurbanización en el entorno del Fórum Carballo y en la calle Barcelona


Por una parte, en el entorno del Fórum se acometerán mejoras en las calles Xílgaro, Luis Braille e Ingeniero Barreira; por la otra, el proyecto de la calle Barcelona también afecta a un trecho de la Luis Calvo, en el que se mejorará la accesibilidad peatonal. En total, el Ayuntamiento de Carballo realizará una inversión de 742.770 euros, repartidos prácticamente la partes iguales entre los dos proyectos. Las obras obligarán a modificar el tráfico rodado y los aparcamientos, por lo que desde el Ayuntamiento piden disculpas por anticipado por las molestias que puedan ocasionar.

El proyecto de reurbanización del entorno del Fórum Carballo, que ejecutará la empresa Construcciones López Cao, incluye la renovación de instalaciones e infraestructuras urbanas, resolviendo las deficiencias de los servicios urbanísticos existentes, y la mejora de la accesibilidad y la seguridad viaria mediante la reordenación de los espacios y la renovación de pavimentos en las calles Xílgaro, Luis Braille e Ingeniero Barreira. Las dos primeras serán de dirección única, con aparcamiento en ambos márgenes y zonas peatonales más amplias que incluirán, además, vegetación para darle cierta continuidad a la red verde entre el Parque de la Milagrosa y el entorno menos consolidado. El corredor peatonal cubierto que discurre bajo los soportales edificados será renovado para integrarlo en el espacio y se creará espacios verdes que integrarán, además, el mobiliario fabricado por el alumnado del taller de empleo de carpintería. Al mismo tiempo, las obras están concebidas para mejorar las condiciones de celebración de la feria. El plazo de ejecución previsto es de de 22 semanas.

La empresa Fonsán Gestión y Construcción realizará las obras de reurbanización de las calles Barcelona y Luis Calvo. La finalidad de esta actuación es la mejora de los servicios urbanísticos y de la accesibilidad, además de seguir creando espacios públicos de calidad para el disfrute de la ciudadanía. De este modo, en la calle Barcelona se renovará la red de agua, ya que la actual es de fibrocemento; se procederá a la separación de pluviales y residuales con nuevas conducciones, la red eléctrica será enterrada, la de gas se ampliará, las de telecomunicaciones se unificarán y además se colocará una red de riego para las nuevas zonas ajardinadas.

En el ámbito de la Luis Calvo en el que también se actuará, desde el cruce con la calle Barcelona hasta la rotonda de la calle Ponte, también se instalarán, renovarán o enterrarán los servicios en función de las necesidades. Por lo que respeta a la superficie, la calle Barcelona tendrá un tratamiento residencial semejante al de otras calles del entorno, como Ponte, con amplias aceras a ambos lados, dotadas con mobiliario urbano y árboles de crecimiento lento; un carril de circulación de sentido único y aparcamiento en línea en ambos márgenes regulado con zona azul, así como una zona de carga y descarga.

En la calle Luis Calvo, debido al alta densidad de circulación que soporta, se mantendrán distintos niveles entre la calzada y las aceras, que serán ampliadas en función del espacio disponible. La vía contará con dos carriles de circulación, y habrá aparcamientos en línea en dos trechos.