La Xunta defiende las actuaciones llevadas a cabo en la residencia de Vimianzo frente al coronavirus


El director general de Atención Integral Sociosanitaria, Antón Acevedo, aseguró que en la residencia de mayores  DomusVi Vimianzo se garantizó en todo momento la calidad asistencial y de cuidados de los residentes. Lo dijo en la Comisión 5ª, de Sanidad, Política Social y Empleo, donde explicó las actuaciones llevadas a cabo en este centro residencial ante los brotes de coronavirus.

En su comparecencia, Antón Acevedo explicó que esta residencia estuvo, desde el primer momento, bajo la supervisión y tutela de la Xunta de Galicia y que cumplió con todos los planes de contingencia, así como con las medidas organizativas necesarias.

Al respecto, destacó que el equipo de seguimiento de residencias del área sanitaria de A Coruña realizó visitas diarias al centro y que este se reforzó con dos médicos y cinco enfermeras. También señaló que los pacientes estuvieron monitorizados permanentemente por personal sanitario.

Pruebas PCR y antígenos

El director general detalló, asimismo, que desde que se detectó el brote se llevaron a cabo más de siete cribados y, además, se hicieron pruebas de PCR y de antígenos diariamente tanto a trabajadores como a residentes. En esta línea, indicó que se cubrieron las bajas de profesionales con la máxima celeridad posible y que se derivaron al hospital todos los residentes que lo precisaron.

Antón Acevedo apuntó que el riesgo cero no existe, pero que desde el primer momento de la pandemia la Xunta está utilizando todas las herramientas de las que dispone para proteger los centros residenciales. Para eso se activaron protocolos, planes de contingencia y sistemas de detección y cribado precoz para evitar dentro de lo posible que el virus entre en las residencias y, si entra, evitar al máximo su diseminación.