La zona azul de Carballo podrá utilizarse sin control horario del 21 al 29 de junio

Imagen de una zona azul

Durante la Semana Grande de Carballo, la Policía Local modificará las pautas de circulación habituales en en un total de 12 calles para facilitar el tránsito peatonal y el desarrollo de las actividades lúdicas y religiosas. Según explicó el concejal de Movilidad y Seguridad, Juan Seoane, la calle Estrella se cerrará al tráfico a partir de las 23.00 horas entre los días 21 y 25, ambos incluidos. Los días 24 y 25, coincidiendo con las principales procesiones, no se podrá circular por la Plaza de Galicia ni la calle Martín Herrera. Y durante las fiestas también se cerrará al tráfico rodado todo el entorno de la Plaza del Ayuntamiento.

Todas las medidas propuestas por la Policía Local tienen excepciones, ya que en todas las calles cerradas al tráfico se permitirá el acceso de residentes y vehículos de emergencias o relacionados con la celebración de las fiestas. Las personas usuarias de garajes en el edificio El Cedro (calle Desiderio Varela) estarán autorizadas a entrar y salir con los vehículos por la Gran Vía, en tanto que en las calles Santa Ana, Iglesia y San Xoán Bautista se establece como acceso de entrada y salida a calle San Antonio.

Asimismo, y como viene siendo habitual en los últimos años, del 21 a 29 de junio quedará sin efecto el control horario de la zona azul, lo que significa que durante toda la Semana Grande no regirán las limitaciones de estacionamiento. Por otra parte, el alcalde, Evencio Ferrero, firmó este miércoles un bando por el que se anula, del 21 al 30 de junio, la prohibición general de realizar barbacoas en la vía pública para facilitar el desarrollo de la larga tradición de las «sardiñadas». Sin embargo, las personas que deseen hacer uso de la dispensa deben comunicar a la Policía Local, con 24 horas de antelación, el lugar en el que se va a colocar la parrilla y tendrán que adoptar las medidas cautelares que dispongan los agentes de la autoridad. Asimismo, el alcalde recuerda que será preciso cumplir las normativas relativas a ruido, humos, tránsito peatonal, distancias de seguridad y limpieza de espacios públicos.