Las lluvias del nuevo año dejaron inundaciones en varias localidades


Las intensas precipitaciones y los fuertes vientos dejaron en Galicia más de 1.400 incidencias en veinticuatro horas.

En Lugo hubo desbordamiento del río Asma que inundó edificios y decenas de vehículos en Chantada. Sarria también quedó profundamente afectado por estas lluvias. Desbordó el Loio y hay varias viviendas y garajes inundados.

En Ourense, en O Carballiño, el río Arenteiro también echó por fuera y anegó varias instalaciones, entre ellas una piscifactoría. La iglesia de la parroquia de Sagra también quedó totalmente tomada por el agua. En Ribadavia y Ourense ciudad, hubo garajes y bajos inundados.

El sur de la provincia de Pontevedra fue una de las zonas más perjudicadas. En el ayuntamiento de Ponteareas se acumularon más de 70 litros por metro cuadrado. En Mondariz balneario, el Tela desbordó a la altura de la fuente del Troncoso.

Además, se suspendió la circulación ferroviaria entre As Gándaras y Guillarei por la caída de árboles sobre la catenaria. Según informó Adif, afectó al pasaje del tren de media distancia MD 12613, que une Ourense y Vigo.