Laxe y Vimianzo conocen los avances del Plan General de los Penedos de Pasarela y Traba


El alcalde de Laxe, José Luis Pérez Añón, y su homóloga en Vimianzo, Mónica Rodríguez, se reunieron en la Casa del Ayuntamiento laxense con la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, para conocer los avances del Plan General de los Penedos de Pasarela y Traba. En la reunión también participaron la técnica de Turismo de Laxe, María Mato; el técnico de Deportes, Víctor Santos; y la jefa del Servicio de conservación de espacios naturales, Ruth López Carracelas.

Do Campo les trasladó a los responsables de ambas instituciones que la memoria inicial del Plan de gestión saldrá publicada en el Diario Oficial de Galicia el próximo 24 de noviembre y, durante un mes, la ciudadanía, asociaciones u organizaciones podrán presentar las alegaciones correspondientes.

En el documento se expondrán cuestiones relativas a la conservación de los recursos naturales del paisaje, incluyendo su patrimonio, flora y fauna; diferentes planes de conservación y mantenimiento de este espacio protegido, el acondicionamiento de senderos, actividades de difusión o el diseño de rutas accesibles, entre otras.

Los Penedos de Pasarela y Traba son un espacio natural y patrimonial compartido entre Laxe y Vimianzo que aprovecha senderos tradicionales y servidumbres de paso a través de las cuáles es posible recorrer una dorsal que se alarga desde la Torre da Moa, el Outeiro da Cachucha y que cuenta con miradores naturales únicos sobre el Valle de Traba.

Desde el Ayuntamiento de Laxe agradecen el interés de Patrimonio Natural para sacar adelante un proyecto “vital” para ambos municipios pero también para toda la comarca de la Costa da Morte puesto que “los Penedos de Pasarela y Traba son únicos y especiales y, para protegerlos y mostrarlos al mundo, es necesaria una apuesta fuerte y común”.

Añón y Rodríguez también incidieron en la necesidad de “compartir nuestras experiencias, datos y visión sobre los Penedos de cara a afrontar nuevos retos”, sobre todo toda vez que se trata de un espacio protegido que precisa “actuaciones determinadas y de conciencia patrimonial, histórica y cultural”.