La tradicional feria de Vilalba mostró capones que alcanzaron los 140€


Por encima de 1.000 capones y con un peso mínimo de cinco kilos vendieron este año los criadores de Vilalba. Una cifra de animales que pudo ser mucho más elevada porque la demanda se disparó a pesar de la crisis y de la inflación.

El precio de los capones subió este año y los mejores ejemplares alcanzaron los 140 euros. La media rondó los 110. La mayor parte de los animales están vendidos con mucha antelación y los criadores recomiendan, para el año, hacer las reservas lo antes posible.

La feria lleva celebrándose desde el año 1853. En esta edición se volvieron a entregar premios al mejor ejemplar, a la mejor pareja y a los mejores criadores.