Llegó la cosecha obradoirista en San Sebastián


Por fin, tras la durísima racha de ochos derrotas consecutivas, Obradoiro ganó su partido y llegó la cosecha.

Consigue el equipo gallego su octava victoria de liga en San Sebastián, ante el Acunsa Guipuzkoa por 66 a 79. En un dramático partido, disputado el pasado sábado a las 20:45 horas en cancha del equipo donostiarra.

Y es que era, el del sábado, un partido de necesitados. Por una parte, necesitaba Obradoiro la victoria para salir del peligro, al que una serie de 16 derrotas en 18 partidos le había llevado. Por otra parte, necesitaban ganar los locales, para poder huir también de los puestos que te envían a la liga LEB la próxima temporada.

Arrancaba el partido con un Beliauskas de base titular por parte visitante. Trataba así Moncho Fernández de rentabilizar y reservar al máximo sus maltrechos directores de orquesta, al tiempo que sorprendía tácticamente con un tirador.

No funcionó, los locales sorprendían y tomaban sus primeras ventajas cimentadas sobre todo en el desacierto gallego. En el minuto 7, los de Marcelo Nicola dominaban por 8 puntos de diferencia, 15-7. Hasta que apareció la figura de Enoch (17 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia y 18 de valoración), un “rookie” que cada día va a más y que está firmando unas actuaciones estelares en los últimos partidos, junto con la “muñeca caliente” del MVP de ayer Czerapowicz (18 puntos, 6 rebotes para firmar 21 unidades de valoración), quienes mantuvieron a flote la nave santiaguesa, acabando el parcial con 18-16 para los locales.

La responsabilidad e importancia del encuentro atenazaba los nervios en ambas escuadras. Segundo cuarto, bajo en anotación y con el fallo como tónica dominante. Tiempo para Okouo (15 puntos, 9 rebotes, 1 asistencia y 14 de valoración), quien hacía daño en la pintura compostelana. Respondía nuevamente Czerapowicz con buenos tiros y Beliauskas, al final del cuarto, para que Obradoiro ganase el parcial por un punto, 14-15 y perdiese la primera mitad por la misma diferencia. 32-31 en el luminoso y los dos conjuntos al túnel vestuarios.

Comenzaba el tercer cuarto con triple del mvp sueco y un Enoch “on fire”. Las tornas cambiaban y ahora eran los de Santiago quienes controlaban el encuentro.

Dominaban el rebote, 29 locales por 46 visitantes. Anotaban más y mejor los tiros libres, 4/10 donostiarras por 18/23 compostelanos. Además de encontrar el acierto que, en la primera mitad, los dioses del basket le habían negado. Se cimentaba, con estos frutos, la cosecha de la victoria. Obradoiro ganaba el tercer cuarto 17-26 y ponía el electrónico con 8 de diferencia para los del coach da Pontepedriña en la antesala del último cuarto.

Pese a todo, los de azul no se rindieron y por mediación de un grandísimo Radoncic (15 puntos, 7 rebotes y 21 de valoración) reaccionaban y se ponían a 2 puntos, 59-61 en el minuto 33, tras un 8-0 de parcial.

Moncho Fernández sacó de nuevo a Robertson (12 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias y 18 de valoración) para controlar el partido junto a Oliver en el timón. En un minuto se pasaba del 59-61 a un 59-66, que puso aún más nerviosos a los vascos. De ahí al final, Obradoiro ya no dio opción a que se le escapase el encuentro. Con una buena defensa, que además encontraba en el ataque una buena selección y acierto en el tiro, la ventaja no cesaba de aumentar.

Llegamos al minuto 38 con catorce puntos de diferencia para los visitantes, a quienes solo restaba ya realizar ataques largos y controlar el tempo de partido.

Minuto 40, bola, set y partido para los de Santiago. Volvían a ganar el parcial holgadamente por 17-22 y cerraban el encuentro 66-79, llevándose la victoria a la tierra del Apóstol.

Trece puntos abajo durísimos para el conjunto donostiarra, quien ve como un rival directo como Obradoiro se les escapa a 2 victorias y el averaje. Además de colocarle el sambenito de farolillo rojo en la clasificación.

Por su parte, Obradoiro toma aire, respira y ve lo que resta de liga con optimismo. Queda mucho por remar, pero de momento, duerme en puestos de salvación. Lucha, entrega y por fin, acierto.

Próxima estación: Fuenlabrada. Partido correspondiente a la jornada 29, a disputar en la localidad madrileña el sábado 3 de abril de 2021 a las 18 horas. Otro rival directo con muchas opciones de salvación en juego y que será durísimo, puesto que los de verde vienen de plantar cara al todopoderoso Barcelona, perdiendo de tan sólo 2 puntos en el Palau Blaugrana.

Buena ocasión para conseguir la novena y consolidar la calma en el seno de la familia Obradoirista.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO