Los derechos de Xeal en los ríos Xallas y Grande están vinculados al mantenimiento de la actividad industrial


La directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, que intervino en la Comisión 6ª del Parlamento gallego, explicó que la modificación solicitada por la empresa XEAL sobre la concesión hidroeléctrica de Santa Uxía ya otorgada, y que está en tramitación, no implica en modo alguno alteración de los condicionantes de la concesión impuestos desde los años 90 en relación con el cumplimiento de la cláusula de no segregación de las actividades de producción de energía eléctrica y de ferroaleaciones.

Una condición, incidió Teresa Gutiérrez, que continúa siendo de obligado cumplimiento para la empresa y no solo en relación con el salto de Santa Uxía, sino también con las concesiones otorgadas en el río Xallas y Grande.

Teresa Gutiérrez detalló en su intervención que no se tiene constancia de incumplimiento, por parte de la empresa, de las condiciones impuestas en la concesión en las fábricas de Cee y Dumbría.

Remarcó, en esta línea, el compromiso de la Xunta con el estricto cumplimiento de la legislación advirtiendo que, no tener en cuenta los condicionantes requeridos, supondría la extinción de los derechos concesionales otorgados.

Incidió en que el titular de las concesiones implantadas en los ríos Xallas y Grande, ya sea la actual mercantil XEAL u otra, está obligado, inexcusablemente y durante toda la vida de los títulos habilitantes, al mantenimiento del empleo y la actividad industrial de las fábricas; una actividad, recordó, a la que estaba vinculado ya en su origen el destino de las concesiones hidroeléctricas, como así se plasmó en los diversos títulos de otorgamiento concesional el fin industrial cara al que se proyectaba la energía eléctrica producida en los ríos Xallas y Grande.

Recordó que, para preservar la actividad y los puestos de trabajos de las fábricas implantadas en la zona de la Costa da Morte, la Xunta introdujo para otorgamiento de la concesión la imposición de la cláusula de no segregación de las actividades de producción de energía eléctrica y de ferroaleaciones, de cumplimiento obligado por la empresa concesionaria.