Miles de personas se dieron cita este domingo en la Festa das Cereixas de Paiosaco


Cerezas de primera calidad, este domingo en Paiosaco, servidas con todas las garantías de seguridad e higiene.

Como cada primer domingo del mes de julio, este domingo en Paiosaco estaba todo preparado para una jornada de feria especial, la exaltación de la cereza como producto estrella de este día desde hace incalculables años y declarada de Interés Turístico. No hay producto suficiente en la comarca para abastecer la demanda que tal día como este domingo se produce de esta fruta en la villa larachesa. Por ello, la inmensa mayoría llevaban el sello foráneo, muchas de ellas de Tomavacas y del Valle del Jerte en Cáceres.

La Cereza del Jerte incluye un grupo de variedades autóctonas con Denominación de Origen Protegida. Entre ellas, destacan las Picotas del Jerte, cuatro variedades locales del Valle del Jerte: Ambrunés, Pico Negro, Pico Limón y Pico Colorado. La más dulce y que se produce en mayor cantidad es la primera. En esta ocasión el precio ha oscilado alrededor de los tres euros el kilo.

Este año la cosecha ha sido buena y el producto ha llegado en inmejorables condiciones a la cita, pero además todo tipo de productos de la huerta, comestibles, ropa y calzado, (como de costumbre), así como la sintonía de la charanga Malandros, han animado una jornada ventosa, pero donde la lluvia dio un respiro y con la flexibilización de las medidas de seguridad derivadas de la pandemia, se pudo disfrutar de una de las ferias de Paiosaco más concurrida desde hace muchos meses.

Para completar los actos del día, ya por la tarde hubo un encuentro de Billarda y por la noche a las 22:30 horas en el recinto del colegio Alfredo Brañas tuvo lugar el esperado concierto de Xabier Díaz y las Adufeiras de Salitre, con las entradas agotadas desde hace semanas.

La charanga Malandros animó la jornada con su música.