Pabbar, el lobo marino recogido en Barizo, se recupera en Nigrán


La temporada de avistamientos de lobos marinos en la costa gallega acaba de empezar, lo que supone un pequeño adelanto con respecto a lo ocurrido en los últimos años. Así lo constata la aparición en las últimas tres semanas de dos cachorros de esta especie, que en estos momentos se recuperan de sus heridas en las instalaciones de la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma) en Nigrán. Uno de estos animales fue identificado el fin de semana pasado en la playa de Barizo, en Malpica, y aunque en un principio se mantuvo bajo seguimiento para ver si regresaba por su cuenta al mar, se decidió trasladarlo en una unidad móvil a la UCI de Nigrán. Bautizado como Pabbar, se trata de un macho de menos de dos meses y 19 kg de peso, con limitación de movilidad del tercio posterior del cuerpo por luxación articular, muy deshidratado y con una pequeña obstrucción digestiva. En este momento aún se encuentra en situación crítica. Personal del Cemma se ocupa de su atención y cuidado en virtud de un convenio de colaboración suscrito desde hace varios años con la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda. Se trata de la única entidad autorizada por la Dirección General de Patrimonio Natural para participar y coordinar la Red de Varamientos de Galicia, ya que los animales a los que tratan son especies protegidas y requiere de las pertinentes autorizaciones.