Patrimonio autoriza actuaciones sobre el carballo de Vilar de Francos

Carballo de Vilar de Francos_Cedida

El Servicio de Patrimonio Natural de la Xunta de Galicia autoriza por fin las actuaciones propuestas por el Ayuntamiento de Carballo para intentar garantizar la supervivencia del carballo de Vilar de Francos, que está en serio riesgo después de sufrir dos graves roturas en agosto del 2018 y en diciembre del 2019. Desde el primer momento, tal como recomendaban los informes técnicos encargados por el Ayuntamiento, se consideró fundamental una poda que permita equilibrar la copa para evitar nuevas roturas como la de diciembre.

La respuesta del Servicio de Patrimonio Natural llegó esta semana, a raíz de la solicitud de información presentada el día 13 por el Ayuntamiento de Carballo en vista de la falta de respuesta a la propuesta técnica remitida en enero, que incluye una poda de equilibrado de la copa, otra de ramas muertas y la supresión de un ejemplar de Hedera hélix que crece por el tronco.

La propiedad del carballo de Vilar de Francos presentó también en enero una solicitud con cargo a la línea de ayudas establecidas por la Xunta de Galicia “para la conservación, protección y mejora de los árboles y formaciones incluidos en el Catálogo gallego de árboles singulares”, del que forma parte el centenario ejemplar situado en la parroquia de Artes. En la solicitud se incluía, además del informe técnico, una propuesta para la colocación de un vallado y de un panel informativo que también fue aceptada.

“La resolución de la solicitud de subvención está pendiente, pero al existir ya el acta de no inicio y el informe favorable del Servicio de Patrimonio Natural, pueden iniciarse la realización de dichos trabajos (este hecho no implica que la subvención sea concedida), señalan desde el departamento autonómico, si bien aclaran que debe presentarse la solicitud correspondiente por parte de la propiedad o del Ayuntamiento de Carballo “siempre que acredite la representación del propietario del árbol”.

El momento actual no es el idóneo para realizar las labores de poda, según indican los técnicos, pero desde el Ayuntamiento existe la disposición a acometer las actuaciones precisas para garantizar la supervivencia de este árbol singular.