Portugal avanza en la desescalada


Después de tres meses cerrados, Portugal reabre el interior de los restaurantes con un máximo de 4 personas por mesa. Se elimina el recogerse obligatorio pero el Gobierno aconseja que una vez que cierren bares y restaurantes la población vaya para casa. 200.000 alumnos que faltan por hacerlo, los de bachillerato y enseñanza superior volvieron a las aulas y cines, teatros y centros comerciales abrieron también sus puertas. El Gobierno portugués está siendo muy estricto con las cifras que les exige a los ayuntamientos para poder desconfinar, no todos podrán pasar a la fase tres, hay una minoria que vuelve a la fase uno, es decir que tiene que cerrar las terrazas. Se trata de una desescalada progresiva, que en función de la evolución podría tener continuidad el próximo 3 de mayo.