San Fins del Castro: tradición y modernidad se dan la mano

Fuente: cultura.gal

En la parroquia de Cesullas, en Cabana de Bergantiños, se celebra a principios de agosto una fiesta en la que se unen tradición y modernidad, rituales y orquestas.

Los días 1 y 2 de agosto tiene lugar esta romería en la carballeira de San Fins, donde cientos de romeros mojan un paño en las aguas de una fuente próxima para curar las verrugas. El milagro sucede cuando la pieza textil se seca.

Pero esta fiesta es más conocida por sus rituales, donde cientos y cientos de personas se agachan juntos y chillan 3 veces, cada una de ellas con más fuerza, mientras se levantan. Esta actuación es conocida como el Berro Seco de San Fins de Castro, y es el cura de la zona el que dirige a los congregados.

La historia del Berro fue reunida por el cura Saturnino Cuíñas Lois, el mismo que le dio fama a esta antigua romería durante los años 30. Durante más de 47 años Lois se dedicó a recoger tradiciones del folclore de la zona y, según sus anotaciones, este grito era empleado por los canteros para hacer fuerza al tener que levantar las piedras de la Catedral de Santiago.

Después de realizar el Berro Seco, se canta el himno de San Fins y se pone en marcha el Santo de la Pólvora, una tradición que data de finales del siglo XIX y que consiste en prender una mecha de pólvora en una pequeña falla de figuras animadas que mudan cada año. Por lo general las figuras están representadas por una pareja que hace referencia a un gremio u oficio.

Esta fiesta tan conocida en la Costa da Morte fue declarada de Interés Turístico en el año 2008.