Siete operadores interesados en desplegar fibra en el casco histórico de Santiago

Un total de siete operadores mostraron interés en participar en la ronda de consultas abierta por la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega) y el Ayuntamiento de Santiago para presentar proyectos de despliegue de fibra óptica en el casco histórico de Compostela, en base al Catálogo de Soluciones Técnicas aprobado este verano por el Gobierno gallego.

Tras este primer paso, a partir de próxima semana y la hasta el 16 de diciembre se celebrará una primera ronda de reuniones, entre representantes de ambas instituciones y los siete operadores interesados, Orange, R, Telefónica, Citynet, Vodafone, Cellnex y Aurea. Los que quieran presentar planes de despliegue tienen un plazo de dos meses hábiles desde la publicación, el pasado 12 de noviembre, de la resolución conjunta de la Amtega y ayuntamiento compostelano para que los operadores manifestaran su interés en la iniciativa. Los proyectos que presenten los operadores deberán detallar el modelo de despliegue y de financiación.

Catálogo de Soluciones

Los operadores formularán los posibles planes de despliegue basándose, en su caso, en las alternativas que ofrece el Catálogo de soluciones para actuaciones de tendido de la red de fibra óptica en entornos urbanos de especial protección y conjuntos históricos de Galicia, elaborado por la Amtega, el operador público Retegal y la Dirección General del Patrimonio Cultural.

Para la elaboración de esta guía se partió del caso concreto de Santiago de Compostela y en colaboración con el Ayuntamiento, con el Consorcio de Santiago y con un equipo multidisciplinar (integrado por arquitectos, ingenieros de telecomunicación y técnicos proyeccionistas especializados en despliegues de fibra óptica), se elaboraron una serie de propuestas viables y extrapolables a otros conjuntos históricos.

Entre las soluciones que ofrece la guía están el trazado por cornisa, el soterramiento o el despliegue de la fibra óptica a través de las redes de saneamiento. Con la publicación del catálogo y la apertura de la consulta a los operadores, Galicia está abordando una problemática presente en toda la Unión Europea para la que hasta ahora no se había ofrecido ninguna solución.