Somos una nación!

El BNG convierte el aniversario de la Constitución en una jornada de reivindicación, en este caso a favor del derecho de autodeterminación de los pueblos con un acto simbólico que congregó a cientos de militantes y simpatizantes en Santiago en una cadena humana que rodeó el Museo del Pueblo Gallego. La portavoz nacional, Ana Pontón, recordó el “frío” con el que la Constitución fue acogida en Galicia en 1978 y destacó que su “sacralización, como si se tratara de las tablas de Moíses” es promovida por los poderes que quieren que todo siga “atado y bien atado”. “Blinda los privilegios de unos pocos”, recalcó, “pero no sirvió para evitar la emigración de la juventud, que nuestros mayores estén a la cola en pensiones, ni garantizadores de derechos básicos como el empleo, la vivienda o el uso normalizado del idioma propio”. Por eso, el BNG considera fracasado y superado el actual marco constitucional, marcado por la corrupción de la monarquía y de las élites políticas y económicas, y que actúa como corsé que lastra el futuro del país.