Última fase de la humanización de las calles Urbano Lugrís y Emilia Pardo Bazán en A Laracha

Foto.- Cedida.

Las actuaciones quedarán concluidas esta semana con los trabajos de pavimentación, previamente ya se habían construido las aceras de 300 metros en uno de los márgenes de cada vía, siendo por tanto 600 metros de ámbito peatonal nuevo. También se realizaron mejoras en la red de recogida de pluviales, en las acometidas de los servicios de saneamiento y abastecimiento, en las canalizaciones soterradas de la iluminación pública y telecomunicaciones y habían sido reservados espacios en superficie para la instalación de elementos de señalización y alumbrado.

El proyecto, valorado en 160.000 euros, da continuidad a las actuaciones desarrolladas en diferentes calles del casco urbano de A Laracha dirigidas a humanizarlas y reforzar la seguridad viaria creando espacios peatonales amplios, cómodos y seguros al separarlos del ámbito de rodadura de los vehículos. En este caso se facilitará el tránsito a pie entre las calles Eusebio Bértoa y José Añón, que es una de las vías de acceso hacia el CEIP Ramón Otero Pedrayo.

Esta actuación es un ejemplo más del firme compromiso del gobierno local por la humanización de los núcleos urbanos, ya que mejora las infraestructuras municipales para el tránsito de los peatones mejora la seguridad, aumenta la calidad de vida de los vecinos y también favorece el comercio local.