Última fase de las obras de humanización en cuatro calles de A Laracha

Foto.- Cedida.

La ejecución del proyecto de humanización de cuatro calles en el núcleo urbano de A Laracha está ya prácticamente finalizada. Las primeras actuaciones se habían realizado en un tramo de la Avenida Fisterra, a la altura del cruce con la calle de A Coruña, donde fue ampliada la acera.

A continuación se trabajó simultáneamente en otros tres puntos de intervención previstos. Uno de ellos es la calle Médico David Mallo Gómez, que nace frente al centro de salud de A Laracha y comunica las calle Santa Lucía y Argentina. Los otros dos son las calles Enrique Muiño y Uruguay, perpendiculares a la calle Médico David Mallo Gómez. El proyecto consistió en la ampliación de las aceras para priorizar el tránsito peatonal en condiciones de seguridad y accesibilidad universal, la renovación del pavimento de la calzada -incluyendo los espacios de aparcamiento- y en la correspondiente señalización horizontal y vertical para establecer el sentido único de circulación que aumentará la seguridad viaria en el entorno. Precisamente los últimos trabajos que restan por realizarse consisten en la pintura viaria.

La actuación también había incluido mejoras de las redes de saneamiento y recogida de pluviales y la canalización soterrada para el servicio de iluminación pública. Este proyecto está valorado en 122.000 euros y da continuidad a otras actuaciones promovidas por el Ayuntamiento de A Laracha con el objetivo de humanizar los núcleos urbanos, hacerlos más accesibles para los peatones, dotarlos con mejores servicios, renovar el pavimento y reordenar el tráfico reforzando la seguridad viaria y la comodidad de los conductores.