Viernes 13, mal día para supersticiosos y para la comunicación en la comarca


Un viernes que caiga en el día 13 de cualquier mes se considera, igual que un martes, un día de mala suerte en la mayoría de las culturas occidentales. Existen supersticiones similares en otras tradiciones; particularmente, en Grecia y en los países hispanohablantes. Lo cierto es que la superstición se ha cumplido este viernes en la comarca, por lo menos tecnológicamente hablado. Una grave incidencia surgida en la estación base de Movistar en Carballo ha derivado en la falta de reparto de fibra óptica (FTTH), una tecnología de comunicaciones que permite alcanzar una velocidad de descarga de unos 100 megas por segundo, en los diferentes nodos de la compañía y en las demás operadoras asociadas. La avería no tendría demasiada importancia (es algo parecido a un fusible de protección de alimentación) si no fuera que los equipos caídos se encuentran protegidos bajo llaves especiales y encima surten de conexión de banda ancha de internet y telefonía móvil a la mayoría de ayuntamientos de la Costa da Morte. Motivo por el que la avería duró casi seis horas. Pasadas las dos de la tarde el servicio se fue restableciendo poco a poco con normalidad, al tiempo que el viernes 13 se iba ya consumiendo. La incidencia ha provocado la inoperatividad del comercio electrónico en muchas tiendas, bancos, supermercados y empresas en general de la zona afectada, además de algún que otro cabreo.