357 ciudadanos juran o prometen la bandera en el Juan Carlos I en Vigo


Una vez que el almirante de la flota, Manuel Garat, pasó revista, y que se instalaron en el centro de la cubierta de vuelo dos banderas de España los dos grupos de jurandos civiles, casi la mitad mujeres, comenzaron la jura. Para casi todos los hombres este era su segundo juramento, años después de licenciarse en el servicio militar obligatorio.

Con la ría de Vigo de fondo, 357 ciudadanos que previamente lo habían solicitado, prestaron juramento o promesa ante la bandera de España. En la cubierta de vuelo, más de mil personas entre autoridades, familiares, la banda de música de la escuela Naval Militar de Marín y la Compañía de Honores. Batería de insertos de jurados Con las banderas del tercio norte y de la escuela naval militar presidiendo el acto llegaron al final con el homenaje a los caídos, a los militares fallecidos en misiones del ejército español. Sonaba “La muerte no es el final».