A Coruña recupera la cascada del Pazo de la Ópera tras nueve años cerrada


La cascada del Pazo de la Ópera vuelve a funcionar después de permanecer parada durante años por los desprendimientos del talud rocoso situado a su lado. La alcaldesa, Inés Rey, visitó la zona donde destacó que el Gobierno local pone en valor uno de los símbolos de la ciudad tras años de parálisis: «una actuación muy demandada por el vecindario, una cascada que vuelve a cobrar vida después de un trabajo muy intenso por parte del equipo técnico». Rey señaló que el proyecto de consolidación del talud de Santa Margarita, que tuvo un coste de 516.000 euros, permite garantizar la seguridad y estabilidad del talud rocoso, recuperar la cascada y la fuente del Pazo de la Ópera, y recorrido peatonal bajo el mural de Leopoldo Novoa que conecta con los Mallos, así como habilitar 23 plazas de aparcamiento nuevas. El talud rocoso permanecerá cubierto por una malla de protección para garantizar su consolidación y una mayor seguridad.