Abierta una investigación por el atraco de cuatro gasolineras en la zona de Santiago

Foto.- dpm.

Este sábado dos hombres llegaron a bordo de una motocicleta a la estación de servicio de la Picaraña, en el ayuntamiento de Padrón. Mientras uno le pedía a un empleado que le echara diez euros de carburante, el acompañante entró en el edificio y con un cuchillo en la mano le pidió todo el dinero al trabajador que estaba en la oficina. Este le dijo que el único que llevaba dinero encima era el que estaba fuera. Poco después de este intento frustrado de atraco, a escasos kilómetros, otra gasolineria de la Ramallosa, en Teo, recibió también la visita de dos motoristas. Solo había un operario en ese momento. Estaba colocando los periódicos en las estanterías y al dar la vuelta se encontró con uno de los hombres, que le acercó un cuchillo. El trabajador le entregó la cartera con la recaudación, alrededor de 300 euros. Este viernes había sucedido algo parecido en la esta estación de Lapido, en Ames. Eran las cinco menos veinte de la tarde y en el interior de la gasolinera estaban dos empleadas. Vieron una moto con dos hombres dando vueltas. En un momento en que no había clientes, uno de los motoristas entró y amenazó una de las empleadas con un cuchillo y marchó con el dinero que había en la caja registradora, algo más de 600 euros. El jueves por la tarde fue en la gasolinera de la Esclavitud, también en Padrón, el atraco. En este caso llegó solo un motorista que apuntó al único operario que había con una jeringa. En la gasolinera no concretaron cuál había sido el botín pero indicaron que la cantidad era importante. El compañero del atracado subrayaba que probablemente los atracadores sean los mismos en todos los casos. La Guardia Civil abrió una investigación para dar con la identidad y el paradero de los atracadores.