Adjudicada la redacción de los proyectos del nuevo CHUAC

Maqueta CHUAC.

El contrato, que fue adjudicado a la UTE PINEARQ, Vázquez Muíño, Monteoliva, posibilitará la puesta en marcha de las próximas fases del nuevo CHUAC, que supondrá una inversión global de la Xunta de más de 431 millones de euros.

Se trata de la elaboración del proyecto urbanístico y ambiental, de la redacción de los anteproyectos y de los proyectos básicos y de ejecución, del proyecto de construcción de viario y accesos, de los proyectos de demolición y en la dirección, control y vigilancia de las obras en sus distintas fases.

El Nuevo CHUAC es la mayor infraestructura sanitaria que va a acometer la Xunta en esta legislatura. Así, se doblará la superficie construida, hasta conseguir los 225.000 metros cuadrados de superficie. Esto supone el incremento del 108% de salas y puestos de urgencias, el incremento del 50% de consultas y puestos de observación de Urgencias y con un 15% más de camas disponibles y un 50% de habitaciones individuales.

Se habilitarán nuevas zonas de aparcamiento a la disposición de los trabajadores y usuarios, 30.000 metros cuadrados y 2.600 plazas, ordenadas y seguras, de las cuales se reservarán el 3% para personas con discapacidad.

El proyecto incluye la reordenación y ejecución de las vías necesarias para dotar el complejo hospitalario público de A Coruña de los accesos idóneos. Esta reordenación viaria tendrá, además, una importante funcionalidad para la ciudad, en la medida en que dará servicio al barrio de Eirís y a la futura Ciudad de las TIC.

Este contrato también prevé que se diseñen los proyectos técnicos de tal forma que sea posible poner en funcionamiento por fases diferentes unidades de obra, de manera que se pueda ir mejorando y ampliando servicios el antes posible.

En los proyectos se tendrá especialmente en cuenta a integración paisajística, para que el Nuevo CHUAC sea una referencia arquitectónica en la ciudad, así como otros aspectos como la eficiencia energética, la depuración de aguas para paliar la concentración de medicamentos, la accesibilidad, la funcionalidad de la asistencia sanitaria y los materiales y suministro de cercanías o de kilómetro “0”.

Así, en una primera fase de los trabajos, para la que se prevé un plazo de 24 meses, está previsto llevar a cabo a tramitación ambiental y también la tramitación urbanística. También se procederá a la redacción de los proyectos de ejecución, se llevarán a cabo las actuaciones previas preparatorias, las obras de demolición comenzando, previsiblemente, por la demolición del hotel de pacientes, y se activarán las fases intermedias.

En la siguiente fase, con un período estimado de 6 meses, se realizará el proceso de licitación de las obras principales, finalizándose las obras de demolición y ya también de alguna fase.

En la fase final se ejecutarán y se finalizarán las últimas obras de edificación, también las últimas obras de urbanización y los últimos trabajos del viario y de los accesos.