Arsenio Iglesias ya es hijo adoptivo de A Coruña

Cedida.

La alcaldesa, Inés Rey, le entregó este viernes a Arsenio Iglesias la placa con la que el ayuntamiento le otorga el título de hijo adoptivo en un acto en el salón de plenos, en que acudieron familiares del ex entrenador así como representantes de todas las fuerzas políticas de la Corporación y del Real Club Deportivo de La Coruña, y en el que interviron sus nietos Ana y Pedro, los que hablaron con emoción de su abuelo. Ana recordó las otras tres familias de Arsenio, además de la suya: la de Arteixo, en que es hijo predilecto, la deportivista y la coruñesa: “Ni con miles de goles ni con miles de títulos se paga el cariño a mi abuelo”, en esa manera de entender la vida en que hay que saber ganar y perder. Su primo Pedro dijo que en sus primeras visitas a Riazor para ver “al equipo de blanco y azul que es cómo le llamaba yo al Depor”, quiso saber cual era el sitio donde trabajaba su abuelo. Contó que se sorprendió cuando vio una pancarta en el estadio que ponía en letras grandes “Arsenio: para nosotros, siempre serás el mejor” porque parecía que la habían escrito sus nietos. Entendió, tiempo después, que todo ese cariño que las ciudadanas y ciudadanos le profesan fue porque “les hizo muy feliz”.

La alcaldesa recordó que Arsenio siempre le dijo que sí cuando el Deportivo lo necesitó y habló de esta distinción como también la de darle una calle y ponerle su nombre a los campos de la Torre como una forma de agradecerle “a Arsenio todo lo que Arsenio cuidó a la ciudad”. Añadió que “fue profesional, pero no estuvo nunca en venta. Él demostró que las cosas pueden hacerse de otro modo, los que fueron sus jugadores así lo reconocen siempre. En su figura no solo encontraron un sabio del balón, sino una humanidad desbordante”, aseguró Rey.