Arteixo | El Parque Central comienza a tomar cuerpo

Recreación virtual.

El Ayuntamiento viene de recepcionar el proyecto del Parque Central de Arteixo. Tendrá una superficie de 13.000 m2 que el convertirán en el área de esparcimiento más grande de la parroquia de Santiago. Costará cerca de 1 millón de euros y reforzará las infraestructuras de ocio que ya existen en el entorno del paseo fluvial.

La recepción del proyecto supone el inicio del trámite de expropiación necesario para la adquisición de los terrenos.

El nuevo parque tendrá varias zonas de juegos infantiles, equipamientos deportivos, áreas biosaludables, una cúpula central de madera que sirva como punto de reunión o pasarelas elevadas de madera en la zona húmeda próxima al río Bolaños lo que permitirá que los vecinos puedan acercarse al cauce.

La autora del proyecto señala que el parque se proyecta cómo una gran estructura verde “debe de ser un elemento a través del que se conecten el resto de equipamientos, espacios públicos y recorridos próximos, de forma que complete la malla urbana y no funcione como un “fondo de saco”. Para eso se proyectan accesos peatonales hacia el edificio de la escuela infantil y centro de mayores, el aparcamiento y las otras zonas de juegos infantiles existentes en el paseo fluvial”.

El parque dispondrá de una senda secundaria que se adentrará en la zona de vegetación de la ribera. Será una senda elevada 50cm sobre el terreno con postes de madera de castaño y sin ninguha cimentación. Se trata de afectar lo menos posible a esta zona y revalorizarla.

Una de las zonas del parque tendrá un lugar de patinaje acompañada de juegos juveniles y un graderío-solarium. También se proyecta una senda perimetral para conectar los distintos elementos deportivos. Se completan los equipamientos con una cúpula abierta , de madera laminada, para falicitar el encuentro entre los paseantes.

El alcalde, Carlos Calvelo, señala que “es un proyecto de área verde con una funcionalidad para distintos grupos de población y con unas dimensiones que permitirán al núcleo de Arteixo asegurar que tiene suficientes infraestructuras verdes de cara a crecimientos futuros”.