Carballo estrena semáforos adaptados a las personas invidentes


  • Personal de la ONCE y de la empresa instaladora explicaron el funcionamiento del sistema a un grupo de usuarios y usuarias

Desde hoy para las personas invidentes será más sencillo andar por las calles de Carballo, pues ya están operativos los dispositivos adaptados para ellas en todos los semáforos. Después de una breve explicación del sistema y de una prueba práctica en la Plaza de Galicia, la ONCE y el Ayuntamiento realizaron esta mañana el reparto de mandos a un primer grupo de usuarios y usuarias.

Un técnico de la empresa Alumbrados Viarios S.A., que realizó la instalación, explicó el funcionamiento de los semáforos, que se activan exclusivamente con los mandos facilitados a las personas invidentes. El usuario debe pulsar el botón del mando para que el semáforo “detecte” su presencia, que se confirmará con un sonido concreto. Cuando el semáforo esté en verde se escuchará el nombre de la calle y comenzará un pitido característico que le indicará que ya puede cruzar, y que estará activo mientras el semáforo permanezca en verde. En los semáforos que funcionan con pulsador, este se activará también desde el mando.

Tanto la concejala de Movilidad, Milagros Lantes, como el alcalde, Evencio Ferrero, destacaron que la elección del sistema se realizó en coordinación con la ONCE, que hoy estuvo representada por Dolores Venancio. A diferencia de los sistemas utilizados en otras ciudades gallegas, y que desde la ONCE se están descartando por la contaminación acústica que suponen, el método escogido en Carballo permite controlar las emisiones de son para que solo se produzcan en el momento en que sea operativo el semáforo, que el resto del tiempo estará inactivo. “El objetivo es seguir mejorando la accesibilidad y la seguridad de las personas con discapacidad, en este caso con discapacidad visual, y seguir construyendo un Carballo para todas y todos”, apuntó Milagros Lantes.

Carballo se incorporó hoy al reducido grupo de ayuntamientos con semáforos acústicos que facilitan la movilidad de las personas invidentes.