Compostela Rupestre presenta un informe con las necesidades del patrimonio arqueológico de la zona

El ayuntamiento de Ames acogió este martes una nueva reunión del Consejo de Dirección de Compostela Rupestre, la primera presidida por su teniente de alcalde David Santomil, con el objeto de dar el visto bueno al informe que detecta las necesidades más urgentes de los bienes patrimoniales. En la reunión, se acordó acelerar la elaboración de un plan de gestión con el fin de asentar la constitución del parque arqueológico.

El vicepresidente y diputado de Turismo, Xosé Regueira y el diputado de Patrimonio y Contratación de la Diputación de A Coruña, Xosé Lois Penas, además de personal técnico del departamento de turismo participaron en la reunión junto con representantes de los cinco ayuntamientos implicados. En la reunión, se presentó el informe final elaborado por la empresa Horizonte Norte por parte del arqueólogo director, Mario César Vila que explicó las líneas fundamentales de un documento que detecta las necesidades más urgentes de los bienes patrimoniales de Compostela Rupestre.

El vicepresidente de la Diputación, Xosé Regueira, destacó la rigurosidad del informe presentado y urgió a “acelerar la elaboración del plan de gestión que consolidaría el proyecto y facilitaría también la tramitación administrativa de todas las fases contempladas, desde la compra de terrenos hasta la puesta en marcha de estrategias de aprovechamiento y puesta en valor del patrimonio, de carácter turístico, educativo, de divulgación científica y mismo de implicación del vecindario”.

El presidente del Consejo de Dirección de Compostela Rupestre, David Santomil, apuntó la “necesidad de preservar la seguridad de algunos de los bienes patrimoniales”, en especial, después de las agresiones producidas en algunos de los petroglifos del territorio, como fue el caso del petroglifo del Vilar en Ames en el año 2013 o en el petroglifo del Castriño de Conxo en el 2019.

El informe presentado por Mario César Vila contempla la revisión documental, catalogación, selección de cara a puesta en valor y adquisición de terrenos de los petroglifos y yacimientos rupestres catalogados en los cinco ayuntamientos integrantes de la mancomunidad de la comarca de Compostela. El documento será la base para la elaboración de un plan de gestión para conservar y difundir el arte rupestre en los cinco ayuntamientos, financiado y promovido por la Diputación de A Coruña, que será objeto de licitación en este año 2020.

El equipo responsable del trabajo detectó también petroglifos inéditos y propuso medidas correctoras urgentes como la limpieza de vegetación del entorno, información a los propietarios de la existencia de los bienes, fotogrametría de detalle y la diagnosis de los elementos y propuestas de conservación.