Cuatro detenidos por un alquiler fraudulento en A Coruña

Imaxe de axentes entrando nun cuartel da Garda Civil

La Guardia Civil de A Coruña en colaboración con unidades de Córdoba, Granada y Cádiz detuvo cuatro personas y busca otras tres, todas residentes en Andalucía, por el alquiler fraudulento de una vivienda en A Coruña. Supuestamente estafaron a una mujer casi 1.500 euros.

Los hechos sucedieron tras una denuncia de una vecina de Arteixo en octubre de 2020, en la que decía que publicó un anuncio en una conocida página de Internet para buscar una vivienda. En su relato asegura que una persona contactó de manera inmediata con ella y le proporcionó fotografías de un supuesto piso que tenía en alquiler y «como la inquilina tenía prisa acordaron el pago», matiza la Guardia Civil en su comunicado. Acordaron diversas citas en lugares de la ciudad, pero el supuesto estafador no se presentaba. Mismo se prestó a ayudarla con el cambio recogiéndola en su vehículo, por lo que la mujer abandonó el domicilio en que vivía, pero el supuesto propietario no llegó a recogerla y quedó en la calle con sus objetos personales.

Las investigaciones del equipo de A Coruña contra la ciberdelincuencia estableció la manera de actuar del grupo criminal: el líder analizaba en distintos portales inmobiliarios la compra-venta de viviendas y la busca activa de alquiler de pisos, copiaba las fotos y características de los disponibles en otras plataformas que se habían ajustado a las necesidades del anuncio de la víctima y ofrecía de manera directa la vivienda por un importe por debajo del precio del comprado.

Tras diversos engaños le solicitó diversos pagos para fianza y gastos de gestoría. La mujer llegó a ingresar 1.490 euros en distintas cuentas bancarias. La operación denominada «Garganta» se realizó en distintas provincias españolas para la localización, detención e investigación de siete personas de entre 25 y 28 años como supuestos autores de los hechos.

Ya se logró la detención de cuatro de los siete implicados, concretamente dos estudiantes de Granada, una persona en Córdoba y otra en Ubrique. El resto de los implicados en la estafa, tres varones que viven en Cádiz y Granada están en busca y captura.