Dirigentes del PP exigen a la Diputación que se oponga a la incautación de los fondos municipales por el Gobierno

Alcaldes do Partido Popular en A Coruña_Cedida
  • La popular Rosa Gallego señala que la norma supone «una expoliación, una apropiación y un abuso que nunca en la vida se hizo por parte de un Gobierno»

Alcaldes y diputados del Partido Popular de la provincia de A Coruña se han concentrado este miércoles a las puertas de la Diputación para rechazar la «incautación» de los remanentes municipales por parte del Gobierno central.

La portavoz del PP en la administración provincial, Rosa Gallego, ha manifestado su «rechazo frontal» al Real Decreto que recoge el acuerdo del Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre el uso de los remanentes de los ayuntamientos. «Creo que hoy ha quedado claro qué partidos están del lado de los vecinos y qué formaciones han preferido defender sus intereses partidistas por encima de las necesidades de cada uno de los concellos de la provincia”, apuntó Gallego, quien lamentó que socialistas, nacionalistas y Alternativa dos Veciños votasen en contra de la moción presentada por los populares.

Para Gallego, la norma supone «una expoliación, una apropiación y un abuso que nunca en la vida se hizo por parte de un Gobierno», e incidió en que su formación ha pedido que «se negocie» y que «se busque una solución, que pasa por modificar la llamada Ley Montoro» para permitir que los ayuntamientos puedan decidir en qué gastan sus ahorros en un momento tan complicado por culpa de la pandemia del COVID-19.

550 millones en la provincia y 300 de la Diputación
La portavoz de los populares aprovechó también para recordar que, con la medida que pretende sacar adelante el Gobierno central, los concellos de la provincia perderían más de 550 millones, de los que 300 pertenecen a la Diputación de A Coruña.

“Estamos ante el ataque a la autonomía local más grande que se recuerda en la historia de la Democracia de nuestro país”, insistió Gallego, quien hizo hincapié en que el voto en contra de socialistas y nacionalistas en el pleno de la Diputación de A Coruña va en contra del manifiesto firmado por 31 ayuntamientos de todos los colores que piden la paralización de la medida.