El capitán del Prestige no irá a la cárcel


El capitán del petrolero Prestige, Apostolos Mangouras, no tendrá que volver a la cárcel. La Audiencia Provincial de A Coruña declaró la remisión de la pena. Había sido condenado por el Tribunal Supremo en el 2016 a dos años de prisión por un delito contra el medio ambiente por la desobediencia a las autoridades marítimas españolas durante el rescate del buque. Ya entonces los abogados de Mangouras habían pedido la suspensión de la pena por su avanzada edad, tiene en la actualidad 85 años, y por su estado de salud. La Audiencia provincial había decretado la suspensión de la pena durante tres años siempre y cuando no hubiese vuelto a delinquir. Cumplido el plazo y las condiciones que se le impusieron, la suspensión pasa a ser permanente. Si no se presenta un recurso de súplica en tres días la decisión será firme.