El dispositivo anticovid del Coliséum, referente en el noroeste peninsular


El pasado fin de semana el Coliséum acogió dos conciertos de Pablo López, con una asistencia de más de un millar de personas, y se volvió a convertir en el estandarte de los grandes directos a cubierto en el noroeste de la península. La demostración de máxima seguridad y el protocolo anticovid de este pasado fin de semana se mereció el sello de «conciertos seguros» y ya es un referente.

Se habilitaron más de 500 metros de carriles que permitieron un acceso fluido en todo momento. El público se acercó de forma escalonada y pudo acceder prácticamente sin colas a sus asientos gracias a la presencia de la Policía Local, que agilizó el acceso rodado, y de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que velaron por la seguridad en las diferentes entradas al multiusos. Las más de 30 personas destinadas a la seguridad y al control de accesos, ya en el interior del recinto, contaron con la colaboración permanente del público que ya venía con sus entradas descargadas en los dispositivos móviles.

No fue necesario emplear ni la primera máscara de las puestas a disposición del público para atender pérdidas, roturas u olvidos, lo que muestra el comportamiento ejemplar que tuvo el público durante ambos conciertos. Incluso, durante las locuciones que repasaban las normas de seguridad y pedían la colaboración para seguir dando pasos en la reactivación de los eventos musicales se escucharon aplausos. Hasta el artista se colocó su máscara cuando en el segundo concierto apareció como por ensalmo en la zona del público para interpretar el último tema, en el que era a despedida musical de este inolvidable fin de semana.

Tanto el dispositivo preventivo de Bomberos como el servicio sanitario de Cruz Roja dejaron en blanco el parte de incidencias en ambas citas. La sala de aislamiento ante casos sospechosos de contagio quedó sin uso y las salidas resultaron ejemplares. El público esperó sentado por su turno para evacuar el edificio de una forma ordenada con el fin de garantizar en todo momento a distancia de seguridad. Mismo llegó a ser ovacionado el personal de acomodación, seguridad y Protección Civil, por su labor durante el desalojo.