El estilo de vida es determinante frente al Covid-19

El Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria acaba de publicar su “Guía básica para el cuidado del sistema inmune”, una herramienta que da las pautas para adquirir hábitos de vida que contribuyan a nuestro bienestar, nos ayuden a prevenir la enfermedad y, en su caso, la afrontemos en las mejores condiciones. Como explica su autora, la enfermera Natalia Constanzo, ante la incertidumbre que hemos vivido en los últimos meses en torno al coronavirus, “si algo sabemos es que nuestro estilo de vida condiciona nuestra salud. Los conocimientos que actualmente tenemos de la Covid-19 dejan patente esto, que el estilo de vida y el estado de salud previo de las personas condicionan sobremanera el pronóstico de la enfermedad. Personas con enfermedades crónicas como diabetes, obesidad, hipertensión… y aquellas que son fumadoras tienen más riesgo de sufrir complicaciones”.

La guía recoge de forma detallada y amena múltiples aspectos que pueden influir en que tengamos o no buena salud y las claves para mejorarla porque si algo tiene claro esta enfermera es que “siempre se puede hacer algo para mejorar”.

Entre las estrategias que se plantean se encuentran la de una alimentación saludable, con ejemplos de alimentos que por sus propiedades pueden ser más beneficiosos, y el ejercicio físico, cuyos beneficios han sido demostrados en numerosos estudios. También se insiste en la importancia de controlar y regular el estrés ya que, como apunta esta enfermera, “el ser humano no está preparado para vivir en un estrés continuo y en las últimas semanas esto nos ha afectado mucho”. Por ello, la guía explica qué podemos hacer para aprender a modularlo.